x
Breaking News
More () »

El gobernador de Colorado revoca la orden de 1864 que provocaba violencia contra indígenas americanos

A Polis se unieron miembros de las tribus Southern Ute, Ute Mountain, Cheyenne y Arapaho, y miembros de indígenas americanos y nativos de Alaska en Colorado.

COLORADO, USA — El gobernador Jared Polis firmó una orden ejecutiva el martes que anula las proclamas del gobernador territorial John Evans en 1864 que apuntaban y ponían en peligro las vidas de los indígenas americanos. 

Polis firmó la orden durante una ceremonia que contó con una invocación y comentarios de las Naciones Tribales en los escalones al oeste del Capitolio del Estado de Colorado.

De acuerdo al comunicado de prensa, a Polis lo acompañaba la vicegobernadora Dianne Primavera y miembros de las tribus Southern Ute, Ute Mountain Ute, Cheyenne y Arapaho, y Northern Arapaho Tribe, así como miembros de las comunidades de indígenas americanos y nativos de Alaska de Colorado. 

“Las proclamaciones de 1864 nunca fueron legales porque violaron los derechos establecidos en los tratados y la ley federal indígena. Además, cuando Colorado se convirtió en estado, nunca se convirtieron en ley, ya que fueron reemplazadas por la Constitución de Colorado, la Constitución de los Estados Unidos y el código penal de Colorado. Sin embargo, las proclamaciones de 1864 nunca han sido anuladas oficialmente. Por lo tanto, siguen siendo un símbolo de un grave abuso del poder ejecutivo durante ese grave período en la historia de nuestro estado,” dice Polis en el comunicado de prensa. 

“Por estas razones, considero necesario finalmente rescindir oficialmente las vergonzosas proclamaciones de 1864 a través de esta orden ejecutiva y dar cierre a este período oscuro de nuestra historia territorial,” continúo Polis. 

Evans fue el segundo gobernador territorial de Colorado desde 1862 hasta 1865 y también se desempeñó como superintendente de asuntos indígenas. Varios meses antes de la Masacre de Sand Creek, Evans emitió dos proclamas el 24 de julio de 1864 y el 11 de agosto de 1864 que apuntaban y provocaban violencia contra los pueblos indígenas, lee la orden ejecutiva.

La primera proclamación de 1864 ordenaba a los "indígenas amigos" a que se reunieran en campamentos específicos y amenazaban a los indígenas que no cumplieran, lee la orden ejecutiva. 

La segunda proclama de 1864 ordenaba a los ciudadanos "matar y destruir ... indígenas hostiles" e instaba a los ciudadanos a "tomar cautivos, y mantener para su propio uso y beneficio privado, todas las propiedades de dichos indígenas hostiles que pudieran capturar y recibir toda la propiedad robada y recuperada de dichos indígenas a manera de recompensa que se considere adecuada y justa," dice la orden ejecutiva. 

Las acciones de Evans, incluidas las proclamas de 1864, llevaron a la Masacre de Sand Creek el 29 de noviembre de 1864, durante la cual fueron asesinadas aproximadamente 230 personas Cheyenne y Arapaho, en su mayoría mujeres, niños y ancianos. 

Evans nunca asumió la responsabilidad de sus acciones previas a la Masacre de Sand Creek o posteriormente. Se vio obligado a renunciar en 1865. 

El Sitio Histórico Nacional de la Masacre de Sand Creek se dedicó en el 2007 para servir como un monumento a los asesinados en Sand Creek y para educar al público sobre este capítulo vergonzoso en nuestra historia nacional y estatal, lee la orden ejecutiva. 

RELATED: Polis rescinds orders from Colorado's second governor on tribes

VÍDEOS SUGERIDOS: Ultimas noticias de 9NEWS