x
Breaking News
More () »

Mandato estatal requiere que el 30% restante de los trabajadores de la salud no vacunados se vacunen

La Junta Estatal de Salud aprobó un mandato de vacunas para todos los trabajadores de la salud de Colorado: el 30% de ellos siguen sin vacunar.

COLORADO, USA — Colorado alcanzó un hito importante hoy: el 75% de los adultos en el estado ahora están vacunados con una dosis de la vacuna de COVID-19, sin embargo, la cantidad de trabajadores de la salud estatales que están vacunados es menor.  

La Junta Estatal de Salud aprobó un mandato el lunes que exige la vacunación de todos los trabajadores de la salud en el estado. Durante la junta se evaluó la solicitud del gobernador Jared Polis en la cual le pedía que la junta que considerará un mandato de vacunación. 

Al momento, aproximadamente el 30% de los empleados en hospitales, hogares de ancianos y otras instalaciones de atención médica en Colorado permanecen sin vacunar.

De acuerdo al comunicado de prensa del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de Colorado, con el aumento de la variante delta y un mayor estrés en el sistema de salud, garantizar que todos los trabajadores de los centros de salud autorizados estén vacunados es uno de los medios más efectivos que puede tomar el estado para proteger la salud pública, la seguridad y el bienestar de las personas de Colorado expuestas al mayor riesgo.  

RELATED: La Junta de Salud considerará exigir la vacuna de COVID para algunos trabajadores de la salud

Doug Farmer, presidente de la Asociación de Atención Médica de Colorado que representa a los centros de atención a largo plazo, cree que es solo cuestión de tiempo para que las instalaciones de salud pierdan a algunos miembros del personal. 

"No estoy seguro de que más educación vaya a hacer que se cambie de opinión en este momento. La gente en Colorado simplemente tendrá que decidir si quiere trabajar en el cuidado de la salud o si está dispuesta a dejar sus preocupaciones sobre la vacuna."

Un mayor porcentaje de personas en el público en general están vacunadas en comparación con los trabajadores de la salud. Ahora la pregunta es si el mandato conducirá a una escasez de personal aún peor de la que ya hemos visto durante la pandemia.

Es casi un un círculo vicioso para la industria en las circunstancias actuales con personas que amenazan con renunciar por recibir la vacuna. Por un lado, se desea que la mayor cantidad posible de personas se vacunen y se protejan del virus. Pero por otro lado, no se desea que el mandato de la vacuna aleje a demasiados empleados hasta el punto en que no pueda ocuparse de las personas que necesitan ayuda.

"Será muy difícil reemplazar a los empleados que opten por renunciar a causa de la vacuna porque ese grupo de empleados potenciales es significativamente menor," dijo Farmer. "Ahora se llega a esta encrucijada donde, sí, es posible que haya más personas vacunadas, pero también puede significar que hay menos personas." 

Josh Ewing pertenece a la Asociación de Hospitales de Colorado. Y si bien muchos sistemas hospitalarios ya requerían vacunas, Ewing dice que el nuevo mandato ahora nivela el campo de juego.

Por ejemplo, un empleado que trabaja en un hospital no puede cambiarse a otro con reglas diferentes para evitar ser vacunado. Ahora todo el mundo tiene que vacunarse.

"La semana pasada, 19 de las principales organizaciones de atención médica de Colorado firmaron una declaración de consenso que decía que creemos que todos los trabajadores de la salud deben vacunarse," dijo Ewing. "La gran mayoría de los trabajadores hospitalarios están vacunados en este momento, pero no necesariamente existe en otros segmentos de nuestro sistema de salud."

Ewing dijo que ahora esperan ver cuáles serán las implicaciones del mandato en una industria que ya está luchando por retener personal.  

RELATED: State mandate requires remaining 30% of unvaccinated healthcare workers to get the shot

VIDEOS SUGERIDOS: Vacuna contra el COVID-19