x
Breaking News
More () »

Ex asistente: a Trump le dijeron que los manifestantes tenían armas el 6 de enero

Cassidy Hutchinson, una asistente clave en la Casa Blanca, dijo que Donald Trump sabía que sus seguidores portaban armas y quería unirse a ellos en el Capitolio.
Credit: AP
Cassidy Hutchinson, former aide to Trump White House chief of staff Mark Meadows, is sworn in to testify to the House select committee investigating the Jan. 6 attack on the U.S. Capitol. (AP Photo/Jacquelyn Martin)

WASHINGTON — El expresidente Donald Trump desestimó la presencia de manifestantes armados que se dirigían al Capitolio el 6 de enero de 2021, e incluso respaldó sus llamados a “colgar a Mike Pence”, dijo el martes un exasistente clave de la Casa Blanca a los investigadores de la Cámara, describiendo escenas caóticas dentro y fuera de la mansión ejecutiva mientras Trump discutía para acompañar a sus seguidores. 

>>>Read in English

A Trump se le informó que algunos de los manifestantes en la multitud afuera de la Casa Blanca tenían armas, pero les dijo a los funcionarios que "dejaran entrar a mi gente" y marcharan hacia el Capitolio, testificó Cassidy Hutchinson, quien fue asistente especial del exjefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows. 

Hutchinson describió a un presidente agitado por la ira y propenso a arrebatos violentos mientras se cerraba la ventana para anular su derrota electoral y mientras los asistentes buscaban controlar sus impulsos. Cuando los funcionarios de seguridad le dijeron que no era seguro ir al Capitolio después de dirigirse a sus seguidores, se lanzó hacia el volante de la camioneta presidencial. 

Hutchinson dijo que el agente de Meadows le informó del altercado en el vehículo blindado, apodado "La Bestia", poco después de que sucediera.

No estaba claro qué habría hecho Trump en el Capitolio cuando una turba violenta de sus partidarios estaba irrumpiendo. Pero hubo conversaciones sobre él "entrando en la cámara de la Cámara en un momento", dijo Hutchinson. 

Mientras sus partidarios asediaban el Congreso, tanto Trump como Meadows parecían despreocupados por los gritos de la multitud que pedían “¡cuelguen a Mike Pence!”. El presidente tuiteó durante el ataque que Pence no tuvo el “coraje” de objetar la victoria del presidente Joe Biden mientras presidía la sesión conjunta del Congreso ese día. 

Hutchinson citó a Meadows diciendo que Trump "piensa que Mike se lo merece".

Y en cuanto a los alborotadores, Meadows dijo: "Él no cree que estén haciendo nada malo".

El testimonio explosivo de Hutchinson, presentado en una audiencia sorpresa anunciada solo 24 horas antes, se produjo cuando el comité de la Cámara que investiga la insurrección del Capitolio lleva a cabo una serie de audiencias para informar al público sobre lo que sucedió cuando los partidarios de Trump golpearon a la policía, irrumpieron a través de ventanas y puertas e interrumpieron la certificación de la victoria de Biden. 

“Como estadounidense, estaba disgustado”, dijo Hutchinson al comité, en reacción al tuit de Trump sobre Pence. “Era antipatriótico, era antiestadounidense, y estabas viendo cómo desfiguraban el edificio del Capitolio por una mentira”.

“Todavía lucho por superar las emociones de eso”, agregó. 

Hutchinson citó a Trump ordenando a su personal, en términos profanos, que se llevaran los magnetómetros de detección de metales que pensó que retrasarían a los partidarios que se habían reunido en Washington. En un testimonio grabado en video presentado ante el comité, recordó que el expresidente dijo palabras en el sentido de: "No me importa que tengan armas". 

“No están aquí para lastimarme. Quita las malditas revistas. Dejen entrar a mi gente. Pueden marchar al Capitolio desde aquí”, testificó Hutchinson.

Antes de salir de Ellipse, donde Trump se había dirigido a ellos entre la Casa Blanca y el Monumento a Washington, dijo, recibió una llamada furiosa del líder republicano de la Cámara, Kevin McCarthy, quien acababa de escuchar al presidente decir que iría al Capitolio. “No vengas aquí”, le dijo McCarthy, antes de colgar. 

En los días previos al ataque, Hutchinson dijo que estaba “asustada y nerviosa por lo que podría pasar” después de las conversaciones con el abogado de Trump, Rudy Giuliani, Meadows y otros.

Meadows le dijo a Hutchinson que “las cosas podrían ponerse muy, muy mal”, dijo. Pero lo describió como despreocupado cuando los funcionarios de seguridad le contaron sobre las personas en el mitin de Trump que habían sido sorprendidas con armas, incluidas personas con armadura y armas de fuego automáticas. 

Giuliani le dijo que iba a ser “un gran día” y “vamos al Capitolio”.

Como informante de la Casa Blanca, contó historias de un presidente furioso que no pudo reconocer su derrota. A principios de diciembre, dijo Hutchinson, escuchó ruido dentro de la Casa Blanca en el momento en que se publicó un artículo de Associated Press en el que el entonces fiscal general William Barr dijo que el Departamento de Justicia no había encontrado evidencia de fraude electoral que pudiera haber afectado el resultado de las elecciones. 

Dijo que entró en una habitación y notó que el ketchup goteaba por una pared y había porcelana rota. Resultó que el presidente había arrojado su almuerzo a la pared disgustado por el artículo y la instó a que se mantuviera alejada de él. 

La joven de 25 años, que era asistente especial y ayudante del exjefe de gabinete de Trump, Meadows, anteriormente había brindado una gran cantidad de información a los investigadores del Congreso y se había presentado para entrevistas a puerta cerrada. El comité convocó la audiencia sorpresa esta semana después de que ella accedió a dar testimonio público. 

En extractos de su testimonio a puerta cerrada, Hutchinson le dijo al comité en los últimos meses que estaba en la sala de las reuniones de la Casa Blanca donde se debatieron y discutieron los desafíos a las elecciones, incluso con varios legisladores republicanos. 

Ella reveló que la oficina del abogado de la Casa Blanca advirtió contra los planes para reclutar electores falsos en estados indecisos, incluso en reuniones que involucran a Meadows y al abogado de Trump, Giuliani. Los abogados del presidente advirtieron que el plan no era “legalmente sólido”, dijo Hutchinson. 

Durante sus declaraciones separadas, Hutchinson también testificó sobre el viaje sorpresa de su jefe a Georgia semanas después de las elecciones para supervisar la auditoría de las firmas de los sobres de las boletas en ausencia y hacer preguntas sobre el proceso. 

El panel ha realizado cinco audiencias hasta el momento, en su mayoría presentando la campaña postelectoral de Trump a varias instituciones gubernamentales en las semanas previas a la sesión conjunta del Congreso del 6 de enero. 

El comité ha utilizado las audiencias para detallar la presión de Trump y sus aliados sobre Pence, sobre los estados que certificaban la victoria de Biden y sobre el Departamento de Justicia. El panel ha utilizado entrevistas en vivo, testimonios en video de sus entrevistas con testigos privados y filmaciones del ataque para detallar lo que ha aprendido. 

Los legisladores dijeron la semana pasada que las dos audiencias de julio se centrarían en los extremistas nacionales que irrumpieron en el Capitolio ese día y en lo que Trump estaba haciendo a medida que se desarrollaba la violencia. 

RELACIONADO: Jacob Chansley, conocido como 'QAnon Shaman', fue sentenciado a 41 meses por su papel en la Insurrección del 6 de enero en el Capitolio

RELACIONADO: DACA, 10 años después: Promesas sin cumplir y mucho camino que recorrer

VIDEOS SUGERIDOS: Política 

Paid Advertisement

Before You Leave, Check This Out